travesti
Björk: Biophilia Live

Björk: Biophilia Live

Por Alfonso Blanco

“Los truenos podían enseñarte sobre arpegios, las piedras sobre estructura o el ADN sobre ritmos”. Esto se logra gracias a la tecnología, es cierto, pero antes de eso existe una mente creativa capaz de reinventarse a ella misma en cada álbum. Björk, junto con 50 personas, diseñaron “Biophilia”, un disco arriesgado en todos los sentidos.

“El amor a la tierra en todas sus manifestaciones”, la descripción que abre “Björk: Biophilia Live” (2014).Un recorrido dentro del Alexandra Palace, recinto que albergó el concierto más importante de la gira. Con la ayuda de imágenes de la naturaleza, desde las más pequeñas bacterias y virus hasta los monumentales cañones y desiertos de la tierra; el documental se convierte en una intervención visual.

Los directores Nick Fenton y Peter Strickland – director de “Berberian Sound Studio”, una película sobre el poder del sonido-, se embarcaron dentro del proyecto, sumando otra aproximación a la artista islandesa. Björk contará con una retrospectiva en el MoMA a realizarse el 7 de marzo. También va a presentarse una narrativa biográfica co-escrita por Björk y el escritor Sjón Sigurdsson. Fuera de pensar en un disco sin precedentes – no podría hablar de un terreno musical a pesar de que me gustó mucho “Biophilia”-, es evidente la importancia que Björk tiene en el arte contemporáneo.

“When Björk Met Attenborough” (2013; documental para el canal 4 del Reino Unido), presenta el encuentro entre Björk y Sir David Attenborough, naturalista que platica con Björk sobre el proceso de su más reciente disco. En “Biophilia”, Björk propone un acercamiento diferente con la música y su creación, de ahí la aplicación con el mismo nombre del disco; lo intuitivo que tiene la música es presentado como eje central para dicha aplicación – la primera app en ser parte del catálogo del MoMa. Los instrumentos son otra innovación dentro del disco, un arpa gravitacional, un órgano de tubos controlado vía MIDI y una onda digital generada gracias a las creaciones de Nikola Tesla, entre otros instrumentos.

El pequeño paréntesis generado con este documental, puede servir para comprender mejor a “Biophilia” después de ser escuchado. Ya dentro del documental sobre el concierto, podemos encontrar todas estas maravillas ejecutándose al ritmo de las canciones. Björk es acompañada por un coro de jóvenes ataviadas al estilo de la cantante islandesa. Los visuales introducen al espectador en un mundo creado especialmente para el momento. La redefinición que propone Björk sobre la creación de música desde el  disco hasta el concierto, es culminada con este documental.

A México – y en su mayoría de los países donde fue presentado-, llegó en una proyección especial con copias limitadas; Ambulante, dentro de su sección Sonidero, nos da una segunda oportunidad para ser partícipes de “Biophilia”.

Mi propuesta va encaminada en escuchar primero el disco, ver “When Björk Met Attenborough” y terminar con “Björk: Biophilia Live”; un trio que acerca de manera excepcional a una de las mentes creativas más sobresalientes de nuestro tiempo.

La reflexión genera una aproximación por medio del arte, la tecnología y la naturaleza; pues ninguno de estos engranes puede ser pensado de manera aislada. Es cierto que hay belleza en toda la naturaleza, desde lo más pequeño hasta lo más grande, la inspiración se encuentra afuera para ser capturada.