TCLY XVII: vestuario de época en el cine mexicano

TCLY XVII: vestuario de época en el cine mexicano

Dedicamos esta entrega al cine de época y la importancia del vestuario en dichas películas.

En México se realizan todos los años grandes producciones cinematográficas, que exigen departamentos creativos de primer nivel (arte, vestuario, maquillaje) y hablando en particular del departamento de vestuario, la ciudad posee grandes bodegas que resguardan indumentaria original de siglos pasados, reproducciones exactas, así como cientos de zapatos y otros accesorios.

Fotografía: Jorn Vargas de VIL
Asistente: Armando del Rey
Dirección de arte: Leo Sam
Coordinación: Miroslava Landeros
Joyería: Gustavo Helguera
Vestuario: Adela Cortázar
Leggins: La Ville
Modelos: Dany/ CONTEMPOmodels 
Brenda Urcid

Para dar vida a los personajes, se estudia la gama de color que lo rodea en su entorno ficticio, se realizan diseños previos y pruebas de confección; amplios talleres de sastres, modistas y costureras están dedicados a la realización meticulosa de cada escena en una filmación.

Los diseñadores de vestuario, deben ser expertos en historia de la indumentaria, lo que les permite crear piezas únicas en su tipo y responder las exigencias visuales de los directores mexicanos.

El vestido barroco y capas que vemos en la editorial son de la diseñadora Adela Cortázar, reconocida vestuarista mexicana que ha colaborado en producciones como Las Paredes Hablan (2013), La vida precoz y breve de Sabina Rivas (2012) y El Tigre de Santa Julia (2002), por mencionar algunas.

Complementan los accesorios de Gustavo Helguera, ejecutados con perlas y las telas negras con brocados en los leggins de La Ville.