Conferencia Greg Hall // SSDD: Same Shit Different Day @ Cinema Global

Conferencia Greg Hall // SSDD: Same Shit Different Day @ Cinema Global

La anarquía de Greg Hall se encuentra no sólo en la forma o el contenido de sus películas, sino desde la manera en que éstas son concebidas. Sin actores profesionales, sin un equipo de producción costoso, sin grandes presupuestos. Sin seguir los métodos establecidos, Greg propone fórmulas alternativas basadas en una buena relación con su equipo de trabajo; actores, director y producción unidos como familia en cada proyecto. Entendamos que el concepto de anarquía va más allá de unas Dr. Martens, spikes y pelos parados; sino en una nueva forma de vida donde existe respeto y buen trato entre las personas.

El pasado lunes, previo a la proyección de su tercer largometraje SSDD: Same Shit Different Day, el director de origen británico ofreció una conferencia donde asistieron medios y público en general. Dentro de la charla, explicó la manera en que sus filmes se han ido gestando, siguiendo los pasos de lo que para él es una teoría de la anarquia; tema que se extendió y despertó una buena discusión después durante las preguntas y respuestas.

Cuando en el 2004, a la edad de 22 años, Greg debutó con su primer largometraje, The Plague, en el marco del festival de Sarajevo, las críticas positivas y el buen recibimiento por parte del público lo hicieron acreedor de varios reconocimientos, incluyendo el Katrin Cartlidge Foundation Award. Todo apuntaba a una etapa con nuevos presupuestos y oportunidades. Por parte del Festival Internacional de Cine de Manchester le fue comisionada su segunda película, The Kapital. El éxito de este joven cineasta se vió rodeado de reconocimiento y aclamación, sin embargo, con una constante escasez de presupuesto; razón por la que decidió darle un giro al colectivo y fundar Broke But Making Films (Roto Pero Haciendo Filmes, el nombre lo dice todo), colectivo de cineastas dentro del cual surgió SSDD.

SSDD: Same Shit Different Day fue grabada en no más de tres semanas, utilizando como locación un pub donde se dan encuentro seis personajes representativos de la clase baja y oprimida, cada uno creado y ensayado anteriormente en talleres impartidos por Greg, sin que los actores tuvieran conocimiento alguno del guión. Éste en realidad consistió en un borrador de siete páginas con el que se fueron construyendo las historias que, entre comedia y drama, van representando temas universales de segregación y frustración social. Sin necesidad de aleccionar o encontrar la cura a los problemas y el caos que ha generado el capitalismo en el mundo, la película despierta, concientiza e invita a unirnos y enfocar nuestras frustraciones y rencores hacia los verdaderos factores causantes del desequilibrio económico y social actual.

- l a t s -