Del 8 ½  de Fellini al 9 de Marshall

Del 8 ½ de Fellini al 9 de Marshall

 ocho-y-medio-poster

8 ½ (1963)  sin duda fue una de las grandes obras de  Federico Fellini, además de mostrarnos una de las miradas más personales del cineasta, de extraña narrativa  para muchos e incluso sin sentido, es uno de los filmes que ofrece un género más allá del canon, una propuesta del autor más subjetiva acerca de sus problemáticas individuales.

De los mejores filmes semántica y estéticamente construidos, 8 ½  es una pieza que sin tratar de comprenderla te lleva a un mundo muy Fellini, un mundo donde su estilo fílmico pasado del neo-realismo al surrealismo  nos deja ver su propia personalidad y obsesiones, de una forma poética revela a través de los personajes de vez en vez, eventos casi autobiográficos.

Con elementos realistas pero que no dejan la alegoría en su trama es uno de los directores que plantea una forma de objetivar la subjetividad por medio de una fantasía mental que reinterpreta no sólo la realidad, sino la imaginación del individuo, acción que en esencia el ser humano realiza y de mayor forma en el séptimo arte; según Fellini: "Para un artista, incluso la vida sentimental es superficial: no me creo capaz de tener sentimientos profundos si no están relacionados con el cine."

Y es justo en este sentido que 8 ½ presenta como elemento principal  la fantasía auto reflexiva, en una puesta en escena donde el surrealismo nos da un viso de la agonía de la creación artística del cineasta.

Pero vayamos a Nine (2009), y es que justamente basado en la obra de Fellini, Rob Marshall nos presentará a finales del año, un musical que según el trailer parece ser una digno remake de 8 ½.

La historia como muchos saben, va de la vida de Guido Contini, un director de cine que atraviesa una crisis creativa.  En el proceso de planeación para su próxima película y tras un rotundo éxito, se encuentra en un punto, en el que comienza a cuestionarse por todo aquello que le ha acontecido, siendo parte importante una retrospectiva de las mujeres que han formado parte de su vida, desde su madre y sus musas hasta sus amantes.

La cinta plantea la presión por crear, por satisfacer las expectativas que bloquean al cineasta y el cual para aliviar el sentimiento de incapacidad, decide transformar esa ruptura de ingenio creativo en una obra donde la inexistencia de un núcleo le constituye su propio filme. 

Rob Marshall apuesta una vez más a la adaptación y es que como sabemos, sus más afamados trabajos, Chicago (2003) y Memorias de una Geisha (2006) fueron adaptaciones de Broadway y de un Best-Seller, respectivamente.

reparto-nine

Este primer trailer de Nine es más que interesante, me atrevería a decir que hasta para los que no gustan de los musicales, podría ser una buena opción porque está muy bien construido, escenas y fotografía bien logradas y que soportada con el elenco realmente promete. Con actuaciones de Daniel Day-Lewis, Marion Cotillard, Penelope Cruz, Nicole Kidman, Judi Dench, Kate Hudson, Stacy Ferguson, Martina Stella y la gran figura de Sophia Loren, entre otros. Es curioso que para el papel de Guido se había pensado en Javier Bardem, sin embargo éste lo rechazó así que esperemos que D.D. Lewis logré una impecable actuación como Mastroianni lo hizó en su momento para 8 ½ .

Claro está que aunque se figura como una excelente película, no esperemos el efecto que logran los trabajos de Fellini, la intertextualidad, ni la dinámica psicológica de la memoria, o el abordaje de problemáticas inherentes a la psique humana tan complejamente abordados por el cineasta, aunque probablemente con Nine  no nos adentraremos a un mundo por demás surrealista, sí gozaremos de una estética y una historia de capacidad expresiva y hasta reflexiva, si es que el trailer no nos miente.

Así que mientras llega a nuestro país, bien valdría dar una pasada por 8 ½ y tener el referente más claro, además de que es imperdible, así que toca estar pendientes de  Nine a finales de año, por ahora sólo nos queda el excelente trailer, ya ustedes dirán cuando este en cartelera si dista abismalmente de la grandiosidad de Fellini o realmente vale verla.

 

AdryckTM