El Círculo

El Círculo

el-circulo-1

El pasado lunes se llevó a cabo la conferencia de prensa para introducir el documental El Círculo (2008), dirigido por José Pedro Charlo y Aldo Garay, en el que dan una retrospectiva de la vida de Henry Engler, militante del movimiento Tupamaro en el Uruguay.

Muchas son las propuestas cinematográficas que van de narrar un proceso de lucha en alguna dictadura, sin embargo el eje de esta cinta es el proceso interior de control y de reconstrucción que paso Engler, durante y tras el cautiverio que lo tuvo como rehén por más de 12 años, sufriendo las peores atrocidades.

Como declaró Charlo, el interés de realizar un proyecto con dicha línea discursiva es derivado de que tras su liberación Engler se muda a Suecia como refugiado político y es allá donde termina sus estudios médicos que después encamina hacia la neurología, realizando notables descubrimientos que lo llevan incluso a ser considerado para nominación de Premio Novel, de tal suerte que da muestra de cómo el control mental y el poder de la ideas pueden hacer llevadero un calvario como el que vivió.

conferencia-charlo-2

José Pedro Charlo. Foto: Cortesía de Cineteca Nacional 

La cinta ha recibido innumerables premios en Latinoamérica justamente por el acercamiento que realiza con el espectador, a través de una construcción que si bien plantea conductas terroríficas de la condición humana, también compasión y sobre todo fuerza de voluntad de un individuo que aunque en algún momento del encierro padece hasta alucinaciones, es capaz de encontrar paz interior que le permita sobrellevar una vida de cautiverio.

Las historias de José Pedro Charlo de algún modo pueden caracterizarse de íntimas, pues no sólo busca poner de manifiesto movimientos sociales, sino el proceso de incorporación y reapropiación del individuo a través de sus conductas con el entorno, enfáticamente consigo mismo.

La presentación de discursos cercanos es lo que ya plantea Charló también en su próxima película que irá de las memorias de un reo. Sin duda un filme altamente recomendable, bien construido estéticamente, que conmueve y además que apuesta por dejar una lección de vida.

 

-A