El lugar más pequeño en DOCS DF

El lugar más pequeño en DOCS DF

El lugar más pequeño: De la muerte somos

Primer documental de la mexicana Tatiana Huezo, quien demuestra con su trabajo una capacidad impresionante para involucrar al público con las experiencias que relata; va mucho más allá de ser un simple testigo, puesto que nos lleva a los rincones más intensos del recuerdo, el dolor y la adversidad.

Los habitantes de un pequeño pueblo salvadoreño, en medio de las montañas, abren sus hogares para relatarnos cómo fue consolidado su presente a partir de numerosas memorias, en su mayoría dolorosas, y qué tuvieron que hacer para levantar su tierra desde las cenizas. Personas que hablan de la muerte como un compañero cotidiano durante la etapa de guerrillas, el terror de sus madres huyendo hacia el bosque de la mano violenta del ejército, infancias perdidas en medio de la penumbra de una cueva y la crudeza al ver despedazados a los jóvenes que representaban la esperanza. A pesar de esta oscura existencia, tuvieron que sobreponerse en todo sentido y salir adelante. Hoy vemos adultos con miradas llenas de soledad que se iluminan al ver a sus pequeños hijos; sobrevivientes todos.

Una fotografía nostálgica y analítica forman parte de la composición visual, que se complementa con el silencio predominante y el eco de los tiempos violentos. El ritmo dentro del documental, un poco predecible al principio, nos sorprende llevándonos a las experiencias de cada persona a espacios íntimos. El lugar más pequeño es un fuerte y gran punto a favor del festival DocsDf.

-Leo C. Sámano-