Indiferencia

Written on Jun 22, 2012 // Cinerex.
PinExt Indiferencia

Detachment poster Indiferencia

, el salvaje cineasta inglés detrás del clásico de culto American History X (1998), la está rompiendo de nuevo. La historia de Derek Vinyard (Edward Norton), un neonazi trastornado por el asesinato de su padre, que nos sacudió de lleno al mostrarnos una realidad franca y cruda como un upper cut de los suburbios marginales norteamericanos, que (dicho sea de paso) escasamente aparecen en el primer plano de las cámaras, regresa con una historia igualmente perturbadora, igualmente grande en sus actuaciones, y quizá más real, más verdadera.

Detachment 2 Indiferencia

() es una lúcida continuidad del proyecto de American History, pero no por la violencia explícita, que la tiene, o porque vaya cubierta por ese ritmo de veloces acontecimientos que parecen no dar tregua, sino porque, como su ópera prima, la violencia y la muerte no son el eje principal, sino el sedimento, el resultado de una psique colectiva trastornada, confundida entre una falsa sensación de engrandecimiento nacional y un concreto empobrecimiento no sólo monetario, sino, y principalmente, ético, espiritual, de valores. llena a la perfección, como en aquella Norton, el ambiente apesadumbrado que rodea los acontecimientos, al caracterizar esta vez a un profesor sustituto que parece tiene que echarse al hombro no sólo a un salón lleno de pandilleros y desarrapados, sino, y sobre todo, a un país completo, a una cultura hipócrita, a una falsa y muy limitada idea del bienestar social.

Detachment Indiferencia

Pero, al contrario de las versiones edulcoradas que le hacen mala estirpe al clásico de 1967,  To Sir, with Love, ésta es una verdadera película sobre escuelas en los barrios bajos, donde el maestro no sólo es el sabio mentor sino otro más de los que padecen y son arrollados por un mundo que nulifica las aspiraciones y tergiversa el sentido de vivir y mejorar las propias condiciones. La fragilidad, y al mismo tiempo, la fuerza heroica (en el mismo sentido heroico de American History) del personaje de Brody, es sin duda el gran atractivo, al que hay que sumarle su ritmo de confesión descarnada, que lacera, que muestra, como vena abierta, por dónde corre la sangre de una Norteamérica distinta a como la vemos en la mayoría de las películas. Detachment es una de las mejores excusas para salir al cine inmediatamente, a pesar de la lluvia, y una muy afortunada continuación, no del ritmo, pero sí de las temáticas desarrolladas anteriormente por Kaye. De las calles para las calles, envasado con amor desde Hollywood, hay que correr a verla, right fucking now, pues poco va a durar, me temo, en la cartelera.

- Emilio B. Fossel -

 

Share and Enjoy

Related posts:

Tags: , , ,

Leave a comment

You can say anything you want here, but remember that my blog is not for advertising of your organ-growth pills and porn sites, just don't SPAM!