La base del stop motion: Svankmajer

La base del stop motion: Svankmajer

20282_svankmajer-food-01

Esta vez haré una recomendación para verse en computadora, en un descanso laboral, en la ociosidad del hogar, en cama o en el café... es una recomendación de cortometrajes de Jan Svankmajer, el maestro checo de animación que nos envuelve en mundos tan obscuros y bizarros que oscila entre el surrealismo y el absurdo. A este artista le prohibieron por muchos años seguir trabajando, por su discurso político. Célebre por su animación stop-motion, ha sido la influencia de varios artistas, entre ellos Tim Burton, Terry Gilliam y los hermanos Quay. Sus obras incluyen varios cortometrajes y cinco largometrajes entre los cuales resaltan Alice, Fausto, y Conspirators of Pleasure.

38svankmajer-bw

"Con los artistas trabajo de la misma manera que con las marionetas.

Lo decisivo para mí es que respondan exactamente a mi propia idea sobre la película"

Svankmajer

Agradezcamos que youtube nos pone al alcance de un click no sólo al famoso "niño profeta" o "edgar se cae", sino obras excepcionales que nos llevan a lugares comunes reinventados absurdamente. Más que crear un universo muy particular con la animación, Svankmajer -quien dice que como técnica le importa poco- está interesado en ésta por las posibilidades narrativas que le da, al momento de querer modificar la realidad. Mientras que otros crean mundos fantásticos, él nos muestra lo fantástico de lo real.

"Trato de expresar lo que

se vive en el mundo real, ponerlo en duda, es decir, subvertirlo”

Su trabajo se identifica por el uso de sonidos exagerados, sin músicalización, secuencias aceleradas cuando la gente se mueve o interactúa, objetos inanimados que cobran vida y generalmente incluye la comida, ya sea como objeto o sujeto.

Dado que la comida es el objeto que utiliza con regularidad en sus cintas, esta ocasión les recomiendo el tríptico Food (1992) que incluye las 3 comidas del día: breakfast, lunch y dinner.

svankmajerfood

Cada una representando lo más cotidiano del mundo, el acto de comer,  de una forma creativa. Con una técnica pulcra de animación stop motion con actores, plastilina y otros objetos; resulta una declaración de lo que consumimos, del snobismo, del comunismo, y de los rituales que existen alrededor de la alimentación.

Y para los que se queden picados, pronto vendrá una recomendación de mayor duración.

¡Buen provecho!

La niña del campo