'NEDS': No educados y delincuentes

'NEDS': No educados y delincuentes

Por Edgar Monroy.

Pocas veces son retratadas las subculturas juveniles de manera elocuente y acercada a la realidad como lo hace Peter Mullan en NEDS.

Año del 73 en Glasgow, John McGill inicia la secundaria dentro de un ambiente hostil y amenazante,  bajo las condiciones sociales, económicas y familiares de las clases bajas británicas,  orillado a la brutalidad de la calle y las pandillas que retan a las instituciones y lo establecido , experimenta circunstancias de violencia, abuso y represión. La atmósfera con tintes aggros de drogas y glam en la que se involucra John lo arrastra al incontrolable resentimiento social y  declive personal.

Una interesante temática,  anteriormente  tocada en visiones como la de Shane Meadows en This is England o Barney Platts-Mills en Bronco Bullfrog, donde los chicos con botas son sólo el detonante para contar historias veraces  y no un estereotipo de violencia reflejado en clichés de racismo y ultraderecha como se les ha atribuido falsamente a los skinheads.

Una película bien narrada, bien dirigida y mejor actuada, cabe mencionar que el protagonista Connor Mc Carron ganó el premio ALFS awards a mejor actor joven del año 2011 por su interpretación en ésta película.