PARAISO TRAVEL, o después del encerrón

PARAISO TRAVEL, o después del encerrón

sinttulo1_thumb4

Después de la cuarentena de 7 días, ahora ya podemos salir a las calles y entrar a los cines!!!

Paraíso Travel se presentó en la última edición del festival de Morelia,en el 30 Festival Internacional del Nuevo Cine Latinoamericano en Cuba y ahora llega ala cartelera.

Paraiso Travel es la última película del cineasta colombiano Simón Brand, un director que hace cine para entretener al espectador, no a los críticos. Y es que luego entre tantas historias de pobreza, narcos, sangre, muerte y calamidades, es bueno ver un tema fuerte abordado desde una perspectiva diferente. La historia está basada en un libro de Jorge Franco, quién también escribió Rosario Tijeras, el director escogió Paraíso Travel porque creyó que era el relato más apto para llevarse a la pantalla grande.

La historia comienza en Medellín, Colombia, de donde son nativos los protagonistas. El tema va de un chico bien: Marlon (Aldemar Correa), que por estar con la “mujer de su vida” llamada Reina (Angélica Blandón) se lanzan de indocumentados a Estados Unidos, pasando por Guatemala y México con sus respectivas fronteras y desventuras. Ya en Estados Unidos la pierde y para buscarla se establece, conoce una nueva cultura y personajes de Queens, para descubrir la vida de latino indocumentado, para al final encontrarse a sí mismo.

La película podría enfocarse en los temas de denuncia, los maltratos de los indocumentados, el sufrimiento de los latinos, la gran ciudad que se los come vivos. Sin embargo es una película fresca, que muestra una diversidad de personajes interesante, uno que otro puede ser el favorito; en mi opinión los secundarios son más entrañables que los protagonistas.

 

El reparto lo componen: John Leguizamo (Roger Peña), Ana de la Reguera (Milagros), Luis Fernando Múnera (Don Pastor), Vicky Rueda (La Caleña) y Margarita Rosa de Francisco quién interpreta a la impactante alcohólica Raquel. La dirección de actores es excelente porque el resultado es notorio en la pantalla.

La narración no sorprende pero al menos no es de lo más convencional, está el flashback que nos va contando la historia del chico, y lo que vive en Nueva York. Desde mi punto de vista, la cinta está bien hecha, con algunos toques de humor que se agradecen y cursilería pero no al extremo.

La cinta cae en algunas temáticas más comerciales: la historia de amor atravesada por situaciones actuales de la sociedad. El mismo director dijo que “Es simplemente un drama, una historia de amor entre dos personas y la anécdota de la migración es solamente parte de un contexto, pero no se trata de una producción para meterse analizar una problemática”.

Esperamos su opinión por aquí, ya sea buena o mala.

La niña del campo