Qué hacer en caso de incendio: ¡Dejar que arda!

Qué hacer en caso de incendio: ¡Dejar que arda!

Qué hacer en caso de incendio o Was tun, wenn´s  brennt? (2001) es la ópera prima del director alemán Gregor Schniltzer. La cinta cuenta la historia de un grupo de seis chicos socialistas anarquistas Tim, Hotte, Maik, Nele, Flo y Terror que viven en Berlín en 1987, entre manifestaciones y altercados con la policía.

Un día se les ocurre dejar una bomba casera en una mansión aristócrata, que no explota sino hasta diez años después cuando una mujer trata de vender la casa. La policía comienza a hacer una búsqueda del grupo que la sembró y veremos cómo tratan de protegerse ahora que ha pasado tanto tiempo y ya no están juntos. Los integrantes Tim y Hotte son los únicos que han seguido con el mismo modo de vida y los demás han dejado todo el espíritu contestatario atrás.

Es una comedia interesante, que toca el tema de la reunificación de Alemania. Te pone a pensar también en los sueños que se tienen en la juventud y que luego se olvidan para entrar al sistema que todos dictan, dejando atrás las utopías. La amistad y el compañerismo como valores los vemos desde un punto de vista muy real y natural. Aunque cada personaje ha continuado con sus vidas, resurge la amistad para los momentos más difíciles.

Con la historia surgen cuestiones que pueden aparecer después de tanta efervescencia política y social, como el olvido de ese espíritu, el sin sentido de los ideales, el destino condenado que tienen los intentos por cambiar el mundo. Con la llegada del nuevo modelo político en Alemania se perdieron los ideales de toda una generación, algunos tomaron el camino de la adaptación y otros la de la eterna resistencia: la diferencia está entre quienes se vendieron y quienes sobrevivieron.

Es interesante como manejan las imágenes del pasado con un tratamiento distinto al de toda la película, ya que en la historia son cintas grabadas en los ochenta, adolescentes punk unidos por un ideal.

Al final de cuentas, cualquiera que sea nuestra elección el punto es vivir con pasión por lo que se hace y por quien se es. Una buena opción de comedia ligera de calidad, contraponiéndose a las comedias de baja calidad gringas que luego rentamos para pasar el rato.

La niña del campo