Revolución: Una visión en 10 cortos.

Revolución: Una visión en 10 cortos.

Se acabó la gran boda, XV años, o enorme pachanga del Bicentenario, pero ya se viene  el majestuoso recalentado; y para iniciar con los platillos del centenario de la Revolución, un colage de 10 cortos, con el nombre de: Revolución.

IMCINE y Canana presentan esta cinta anunciada como un ejercicio plural y contemporáneo. Un colectivo de directores (Gael, Diego y amigos que los acompañan) y su visión a nuestro México post-post-post-revolucionario. No necesariamente una reinterpretación o clase de historia, sino un subjetivo entender de, revolución, como fenómeno social o personal, en nuestro hermoso-caótico país.

Este mosaico de un lado a otro, bien sirve de termómetro a lo que ocurre en nuestra industria cinematográfica. Un par de historias maravillosas, algunos clichés, algunos intentos que se pierden-olvidan en el montón y otras reverendas aberraciones que parecen capricho de director rico. En fin todo se rompe en gustos.

Aquí la lista de directores y sus trabajos.

MARIANA CHENILLO (Mar adentro, Cinco días sin Nora) LA TIENDA DE RAYA

FERNANDO EIMBCKE (Temporada de patos, Lake Tahoe) LA BIENVENIDA

AMAT ESCALANTE (Sangre, Los Bastardos) EL CURA NICOLÁS COLGADO

GAEL GARCÍA BERNAL (Déficit, 8 ) LUCIO

RODRIGO GARCÍA (Passengers, Mother and Son) LA 7TH Y ALVARADO

DIEGO LUNA (JC Chávez, Abel) PACÍFICO

GERARDO NARANJO (Dramamex, Voy a explotar) R-100

RODRIGO PLÁ (El ojo en la nuca, La zona, Desierto adentro) 30/30

CARLOS REYGADAS (Japón, Batalla en el cielo, Luz silenciosa) ÉSTE ES MI REINO

PATRICIA RIGGEN (Family Portrait, La misma luna) LINDO Y QUERIDO

Revolución formó parte del Berlinale Special y está próxima a presentarse en el Festival de Morelia. Se estrena a nivel nacional el (adivinen) 20 de noviembre de este año. Una gran oportunidad para probar de qué está hecho este cine contemporáneo nacional.

(Por lo general no me gusta -o comprendo- lo que hace Carlos Reygadas, sin embargo, su corto es una gran pieza que metafóricamente capta este cultivo de país. Una gran peda de ricos, pobres y más pobres, donde lo mismo da tomar pulque, cerveza o un costoso tequila de casa en Santa Fe. En un lugar inhóspito pero hospitalario, dónde nadie sabe poner orden, descifrar qué pasa o lograr algo más que un unido caos; cuando los vecinos son los más preocupados por el qué(des)hacer de estos irreverentes parranderos. Sin duda junto con el de F. Eimbcke y A. Escalante, los que mejor retratan esta “neoRevolución” fílmica)

Enervantes (sigamos celebrando).