travesti
Sign in / Join
Scott Pilgrim vs The World

Scott Pilgrim vs The World

Somos bastantes personas las que esperábamos el estreno de esta película, por una parte estaban los fans de la novela gráfica creada por Bryan Lee O´Malley y por otro lado estábamos los seguidores del director británico Edgar Wright, autor de las excelentes comedias Shaun of The Dead, Hot Fuzz y la serie de televisón con estatus de culto Spaced.

El primer tráiler de Scott Pilgrim nos daba a entender que veríamos una extraña combinación entre Eternal Sunshine of the Spotless Mind junto con Street Fighter provocándonos a muchos una sensación de “uff, no sé que decir”. Afortunadamente salieron dos trailers más que nos asentaron las cosas, dejándonos un tanto más tranquilos, pero era una sensación corta y momentánea.

En el momento de su estreno en EUA, Scott Pilgrim provocó críticas desiguales y debutó en quinto lugar de la taquilla, siendo un rotundo fracaso comercial  nos queda claro que probablemente esta será la primera y última película sobre este personaje. Y aunque su destino en México era irse directo al DVD y Blue Ray, el esfuerzo de un grupo de admiradores en Facebook logró ponerla en cines con 26 copias limitadas convirtiendo el acto en un generoso y ganado fanservice por parte de la distribuidora. Y es en este punto donde tocamos el mayor defecto que tiene Scott Pilgrim vs The World: es sólo para fans.

Se puede decir que los primeros 30 minutos son muy buenos, la historia de “boy meets girl” acompañada de los enredos amorosos, una banda de garage que desea triunfar, amigos malaleche, todo con un absoluto homenaje a los cómics y a los videojuegos de 8 bits acompañado de una fotografía eficiente, efectos visuales bien logrados y un soundtrack simplemente excelente. Sin embargo conforme avanza la trama, los elementos fantásticos,  caricaturescos, surrealistas y disparatados abundan hasta el cansancio saturándonos y provocando una sensación molesta, haciendo creer que todos los involucrados consumieron mucho azúcar o sustancias más fuertes antes de filmar. En serio, parece una caricatura de Cartoon Network pero con actores de carne y hueso.

Se valora el gran esfuerzo de Edgar Wright por trasladar al difícil cómic a la pantalla grande teniéndoles  respeto al creador original, a la historia, a los personajes y a los fans (ojalá los realizadores de las películas de Resident Evil tuvieran la misma conciencia y mentalidad), se valora el esfuerzo del interesante elenco encabezado por Mary Elizabeth Winstead, Michael Cera, Kieran Culkin y Jason Schwartzman, cada uno bien eb su papel. Se agradecen también algunos momentos hilarantes y diálogos ampliamente sarcásticos,  dichos en su mayoría por mujeres (también son los personajes más maduros e inteligentes). Scott Pilgrim está hecha solamente para entretener, hacer pasar un rato agradable y es inofensiva. Pero desafortunadamente no cautiva de la misma manera que cautivaron Shaolin Soccer y Kung Fu Hustle, comedias dirigidas por Stephen Chow hechas también para matar neuronas, con un surrealismo y humor absurdo hasta el cansancio, pero llevados de una forma genial y sublime. Una lástima.

-The Javsan-