Sin aliento...

Sin aliento...

Á bout de souffle (Sin aliento [1959]) es la ópera prima de Jean-Luc Godard. Película que cambió la manera de hacer cine junto con los otros directores del movimiento francés: la Nouvelle Vague.

Esta cinta tiene una historia relativamente sencilla: Michel, un ladrón  (Jean Paul Belmondo) roba un auto en Marsella y se dirige a París. En su camino lo detienen por ir a alta velocidad. Michel le dispara al policía. En París necesita obtener dinero y ve en una chica americana una oportunidad: Patricia (Jean Seberg) pero Michel se enamora.


“Todo lo que necesitas para hacer una película es una chica y un revólver” Godard.

Godard aborda los géneros clásicos desde una perspectiva anti-heterodoxa, en este caso en su historia incorpora algunos elementos de cine policiaco y refleja la influencia de éste en el cine francés, haciendo un pequeño homenaje a este género hollywoodense.

Godard pertenece a la camada de directores que se ven a sí mismos como autores y retoma sus influencias literarias en la película. La película está llena de citas de escritores, también encontramos el arte de la pintura insertada en el filme, cuadros de Paul Klee, Renoir y Picasso  aparecen en la recámara de Patricia.

Pero lo más sobresaliente de Sin Aliento es su estilo cinematográfico. Los movimientos de la cámara hacen eco a lo que le está pasando a los personajes.  En la edición la propuesta son cortes rápidos y saltos en la continuidad de la historia, técnica inventada por Godard que consistía en cortar algunos trozos pequeños de película creando con estos saltos abruptos un cadente ritmo.  El espectador es el que tiene que imaginar lo que ocurre entre estos espacios, llenar los vacíos cotidianos.

Godard pensaba que las reglas estaban limitando las posibilidades del medio cinematográfico. “El cine francés estaba sofocándose con la conformidad, los filmes se hacían de acuerdo a una rutina”

Godard utilizó la técnica de improvisación, tanto con los actores como en el plan de rodaje. Para este film sólo tenía escrita la primera escena y algunas anotaciones de lo que sería el resto de la historia: "Yo improviso, sin duda, pero con materiales que poseo desde hace tiempo. Durante años se reúnen cantidades de cosas y de pronto se las introduce en lo que se está haciendo".

Si no se está acostumbrado a este tipo de películas puede parecer un poco lenta, vale la pena verla con ojos de aquella época donde se gestó el cine moderno. Godard quería hacer un film donde “todo se valiera” jugando con las técnicas y los personajes. Al final tal vez Godard alcance la meta del personaje Michel:

Patricia: ¿Cuál es su máxima ambición en la vida?

Parvulesco: Volverme inmortal... y después morir.

 

La niña del Campo

 


malatya escort anal porno elazığ escort sivas escort erzurum escort mersin escort porno izle mobil porno konya escort masaj salonu