FICUNAM 2015, cine experimental, novedoso e independiente

// Written on Feb 20 , 2015 // Cinerex, Eventos, Festivales, Noticias
Pinterest

Lucía Romero

Se dieron a conocer todos los pormenores de la 5° edición del Festival de cine de la UNAM (FICUNAM). Y en esta ocasión, como en las anteriores. nos presenta un cine de difícil distribución y acceso, buscando que además las propuestas narrativas, la producción innovadora y  los trabajos independientes tengan un espacio de exhibición y difusión. Sigue leyendo →

Share and Enjoy

Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Phoenix: From a Mess to the Masses

// Written on Oct 18 , 2011 // Cinerex
Pinterest

 

Tras el éxito abrumador que siguiera a su cuarto disco de estudio, “Wolfgang Amadeus Phoenix”, la banda francesa estrenó el pasado 13 de octubre el tan esperado documental “From a Mess to the Masses”, que toma su nombre del coro de la canción Lisztomania, cuyo video fue dirigido por Antoine Wagner, quien los siguió con su cámara alrededor del mundo para dar vida a este proyecto.

Lamentablemente, sólo se estrenó en televisión francesa y alemana. En el resto del mundo tendremos que esperar a que alguien lo traiga. Pero mientras, aquí les dejamos el trailer promocional, disfruten.

 -@adrn_x-

Share and Enjoy

Tags: , , , , ,

T10P Soundtracks 2010 (y scores)

// Written on Dec 23 , 2010 // Cinerex
Pinterest

Llega fin de año con todo y sus clichesosas listas, es hora de entregarse a la ola clasificatoria, en busca de una cima subjetiva de resumen en aquellos trabajos que destacan del resto y merecen una mención en el moísaco o capsula de este año. Es el turno de los soundtracks.

10. Get Him to the Greek

Un secuela de Forgetting Sarah Marshall, ahora protagonizada por Aldous Snow. A pesar que dentro de la cinta escuchamos básicos del sonido UK, como The Clash, Sex Pistols, The Rolling Stones, entre otros, el OST está compuesto por canciones de Infant Sorrow, la banda de este frontman, que van en línea con su personalidad; adicto al nasty sexo, las fiestas fuertes y las drogas duras. Las letras retratan de manera satírica todo este mundo; compuestas en su mayoría por Lyle Workman y Jason Segel (el alto ese de How I Met Your Mother y el protagonista de la primera cinta), pero también encontramos tracks de Carl Barat  (The Libertines), Chilly Gonzales y el maestro Jarvis Cocker (Pulp). Cursis, pero con demasiados estupefacientes.

“You’ve got me feeling like a hero

Fuckin’ on heroin.”

9. Kick-Ass

Muy a la Tarantino, tal vez demasiado copia de la fórmula, que fondea peleas y escenas “emblemáticas” con canciones pop y algunos covers, como una versión teen de Kill Bill, muy teen. En esta colección de temas encontramos a Primal Scream, The Prodigy, Elvis Presley y hasta Ennio Morricone; mezclados con diálogos del film. Ya en conjunto es una buena recopilación al estilo NOW, that’s what I call sountrack.

8. Eclipse

Dejando de lado la película o los arañazos de qué tan gays son los vampiros, los soundtracks de estos filmes son de una calidad enorme, sobretodo el pasado, New Moon, donde incluía a Lykke Li, Thom Yorke, Grizzly Bear y el hermoso tema de Bon Iver & St. Vincent “Rosyln”; esta entrega sigue con la calidad en sus bandas, una colección de grupos Indie, pop y de neo-culto hype que lo hacen imperdible. Ahora, en esta placa encontramos a Florence + The Machine, The Black Keys, Vampire Weekend, UNKLE y varios más. Sin embargo, este pareciera ser el más débil de esta saga de vampiros con brillantina.

7. Somewhere

Si alguien sabe armar soundtracks con desconocimiento total o encantadoramente ingenuo del armado de un score es Sofia Coppola; Playground Love de Air en Virgin Suicides es grande hasta el último destello de un flair; tanto así que en ocasiones su trabajo parece un video musical de 90 minutos, como María Antonieta: buenas canciones en un largo video rosa con pelucas. En esta ocasión el trabajo es igual de bueno, ahora curado/apoyado por su significant other junto con su banda Phoenix, ellos se encargan del score y abre y cierran este sountrack con “Love Like A Sunset”, parte I y II respectivamente. En el disco a diferencia de los rankeados atrás no es una colección de éxitos tirados al azar,  sino tema que conservan el tono y la armonía de toda la cinta con una tierna colección que incluye, Foo Fighters y The Police hasta Julian Casablancas (en un autocover de The Strokes) y Sebatian Tellier. El amor destila de este soundtrack como cassette grabado (o cd quemado o playlist de iPod) para novia de secundaria.

6. Inception

Christopher Nolan es un fanático de los detalles y la selección musical es parte de ello. “Je ne regrette rien” de Édith Piaf es una protagonista más dentro del filme, no sólo por su primer significado, el despertar de un sueño, un golpe de otra realidad, sino también porque va cambiando el tiempo como la ola que lleva el navío onírico de la historia. Partiendo de esto, Hans Zimmer toma esta pieza musical y la descompone en diferentes variaciones, tiempos y notas paralelas. Entra en este mundo de ritmos distintos que viven en un mismo track. Mezcla un trabajo orquestal de base con elementos electrónicos que sirve de acento para momentos de tensión, como subrayando el guión y que rompan en el fondo esta continuidad de loop que se maneja en Inception como primer plano de la pista, algunos de estos “acentos” son brindados por Johnny Marr el ex-guitarrista de The Smiths.  Aquí una muestra del cambio de ritmo en el track/sueño.

5. Tron Legacy

No podía faltar el esperado “nuevo disco” de Daft Punk, sin embargo, este parece ser un trabajo que pasó por muchas manos, muchos filtros. Disney en su visión negocista. Sabe como crear un gran Blockbuster y cubrirlo de merchandising. La idea era casi natural, qué mejor grupo para ponerle sonido neo fluorescente que estos robots franceses, íconos del electrónico y que acaban de tocar con Kanye West (ya son conocidos por los gringos, pues). Oh pobres  Thomas Bangalter y Guy-Manuel de Homem-Christo, no saben lo que le espera. Bajo el control creativo de Mickey Mouse poco queda de Daft Punk y pareciera un score normal de 13 tracks con un par de canciones de Daft Punk (las que por supuesto serán explotadas como sencillos ;) ).

Sin embargo y según un fuerte RUMOR Daft Punk se ha desquitado filtrando su verdadero trabajo bajo el nombre de The Third Twin y su álbum Homemade, tracks rechazados por Disney, que suenan más a Daft Punk pero que por motivos legales no pueden comercializar, un rumor. Aquí ambos trabajos.

La única canción que suena a Daft Punk en TRON

Ellos no son Daft Punk, ni es el TRON de Disney

Disney quería un trabajo orquestal y repetitivo y no synth-pop, house, francés.

4.  The Social Network

Un sonido experimental y fuera de lo convencional ante aquellos que se dedican a hacer música para un filme, scoristas “profesionales”. Trent Reznor se acompaña de Atticus Ross, maniático programador de la electrónica sucia en NIN (por lo menos de sus últimos cuatro discos), y se encierran en un laboratorio sonoro a crear una electrónica orgánica, enfocados a la mecánica emocional de varias escenas, y a diferencia de Daft Punk, ellos son cobijados por la libertad creativa que les cede el realizador David Fincher, otro experto en combinar escenas vs sonidos (como el épico final de Fight Club, tomados de la mano, viendo arder el mundo y escuchando Where’s My Mind? by Pixies). En este trabajo, si bien no es un album per se de NIN, encontramos sonidos familiares de sus últimas entregas Ghosts I-IV, percibiendo así una colaboración mas viseral y sincera al abordar el proyecto y no apartarse de sus composiciones reales, de tracks sin película.

3. Norwegian Wood

Si Thom Yorke es el rostro y las letras en Radiohead, Jonny Greenwood es el cerebro que se encarga de las notas, el genio detrás de instrumentos inventados por él en la búsqueda sacar el sonido exacto que tiene en la cabeza, es él quien se encarga del Score de Norwegian Wood, una adaptación a la novela de Haruki Murakami que nos pega desde su portada con el título de una melodía, y continúa pagina por pagina mostrándonos que la música es parte principal de la historia, de la vida de su personajes que se permean hasta rebasar la tinta.

El segundo trabajo de Greenwood tras encargarse del score en There Will Be Blood. Piezas melancólicas basadas en cuerdas y vientos que dan vida sonora a los paisajes orientales de un Japón nevado, boscoso y sesentero. En ocasiones parecidas a How to disappear completely del Kid A, hasta muy pequeños momentos de house of cars de in rainbows.

2. Black Swan

Clint Mansell, músico de cabecera de  Darren Aronfosky, quien lo saca del mundo pop para componer el score de π y de Requiem for a Dream, ahora nos presenta un trabajo más ambicioso, que en ocasiones busca meterse con el Swan Lake de Tchaikovsky, para joderlo (en el sentido deforme y no de ya-la-cagó) por completo, llevándolo a un lugar más obscuro, bien orquestal que a veces raya en lo estresante, que sin duda es parte central adentro de la cinta, creando una tensión a brote de reventar con silencio y tranquilidad acompañados de estruendos y caóticas alteraciones en el volumen .

Este tipo de relaciones score-director son tan importantes o más que las de director-actor (Tim Burton – Johny Deep, Martin Scorsece – Leonardo Di Caprio, Woody Allen – Woody Allen), una actor no interviene en cada escena de la película, la música sí, aún en su ausencia. Requiem por un clásico.

1.  Scott Pilgrim Vs. The World

El mundo de Scott Pilgrim, desde el comic, está anclado en la música, en la actitud rock(geek)star y en anécdotas que rodean a una banda de living room; ensayos, gigs, peleas con otras bandas vecinas, literalmente, y lo asombroso de componer/interpretar notas en el escenario aunque estas no sean grandes y elaboradas pieza de conservatorio, son más instantáneas a lo cercano, que la hacen más asimilables a su pequeño público (de un par de amigos y hermanos, hasta alcanzar el “éxito” de un bar local, con sueños de disqueras Indie). El soundtrack es un copia fiel de este engranaje, no por nada está intervenido por uno de los genios de la música actual, Beck.

Beck Hansen, creo un ruido fiel a este sentir de Indie-comic, da lecciones a Michael Cera de bass y actitud (quien ya tocaba el bajo de teen), y saca de la ilustración las notas del comic para dar vida sonora a las bandas en Scot Pilgrim, Sex Bob-omb y Crash and the Boys se juntan en este trabajo con temas de Plumtree, Black Lips, The Rolling Stones, Frank Black (vocal de Pixies); además de temas de bandas canadienses (donde se desarrola la historia) como Broken Social Scene con Anthems for a Seventeen-Year-Old Girl (me robaron esa canción de mi soundtrack)  y Black Sheep de Metric, que en la cinta es interpretada por la ex-novia de Scott. Una ilustración fiel de la vida de Scott Pilgrim y no sé si soy yo, pero hasta la portada parece un Beck adolescente dándole al bass (Beck Pilgrim).

“We are Sex Bomb-Omb and we’re here to make you think about death and get sad and stuff”

De Phoenix a Johny Greenwood, pasando por un Daft Punk que no es Daft Punk, música clásica en drogas y un NIN pulcro, estos son el T10P de soundtracks y scores de Cinerex.

Enervantes

Share and Enjoy

Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,