This Must Be the Place

This Must Be the Place

Por Pabstart

Todo músico quiere éxito. Una vez obtenido, se busca el dinero. Ya que se tiene, se compran drogas, alcohol y mujeres. Pero, ¿qué llevaría a una estrella de rock retirada y millonaria a buscar a un criminal Nazi? De esto va 'This Must Be the Place', dirigida por Paolo Sorrentino y protagonizada por un Sean Penn, quien alude con su caracterización a Robert Smith de The Cure.

This Must Be the Place es un filme independiente del 2011 con producción italiana. La cinta concurso en el Festival de Cannes y fue lanzada en los Estados Unidos a finales del 2012. La música está a cargo del músico David Byrne (The Talking Heads) quien tiene una pequeña participación en la que interpreta uno de sus temas.

Cheyenne (Sean Penn) es un rockstar aburrido y triste que lleva veinte años retirado de los escenarios a consecuencia del suicidio de dos de sus fans, inspirados por él. El músico viaja a Nueva York para reconciliarse con su padre enfermo -quien lo discriminaba por usar maquillaje- aunque sólo consigue verlo en sus últimas horas de vida. Tras leer el diario de su padre, Cheyenne se entera de que este fue un judío victimizado brutalmente por un Nazi en la Segunda Guerra Mundial. Cheyenne decide emprender un viaje solo que tiene como finalidad encontrar al torturador de su padre, sin saber que su travesía lo llevará a conocer más sobre la condición humana y sobre sí mismo.

This Must Be the Place se trata de un drama conmovedor sobre alguien que parecía ya no tener esperanzas en nada. La película permite un poco de humor, burlándose del estereotipo del rockero anciano que ha pasado por demasiadas drogas. El lenguaje cinematográfico ilustra la psique y los estados de ánimo que experimenta el personaje principal, llevándonos a acompañar a Cheyenne en su viaje. Esta cinta es una reflexión sobre la soledad, la identidad y el sentido de la vida.