Up in the air

Up in the air

up-in-the-air1

Hoy se estrena Up in the air (2009) (Amor sin escalas, ni vale la pena mencionar su horrible nombre en español, aunque "Arriba en el cielo" tampoco suena adecuado), y para que estén bien informados aquí les va el review, más datos curiosos para conversaciones casuales:

Ryan Bingham (George Clooney) tiene un trabajo muy particular: hacerse cargo de la molesta labor de despedir empleados en la empresa que lo contrate. A consecuencia, se ve obligado a viajar 322 días al año y por lo mismo no establece una conexión real con ninguna persona, ni lugar; las únicas que tiene en su vida son de vuelos; dada su dinámica Ryan ha creado toda una filosofía, la cual no incluye lazos profundos ni con personas ni con pertenencias materiales, y de vez en vez da conferencias sobre esta visión.

UP IN THE AIR

Pero como toda trama debe existir un conflicto, y en este caso se presenta en personajes femeninos, una de ella es Natalie Keener (Anna Kendrick) una chica nueva en el negocio y muy emprendedora, quien tiene la idea de ahorrar miles de dólares en costos de hoteles y viajes, para poder hacer el trabajo de despidos vía video conferencia, amenazando la rutina que hasta ahora ha llevado Ryan.

La segunda es una natural y sofisticada mujer llamada Alex (Vera Farmiga) quien parece llevar el mismo estilo de vida que Ryan, viajando por doquier y teniendo relaciones casuales. A partir  de la aparición de estas dos chicas, toda su filosofía de vida tendrá una sacudida.

El director Jason Reitman (Juno, Thank You for Smoking) nos entrega esta cinta con algunos gags y una representación verosímil del mundo de profesionistas. La película está lidereada por Clooney, siendo una de las mejores actuaciones que ha realizado y las dos chicas tienen un gran desempeño como actrices de reparto.

clooney

Lo interesante del filme es que toca una herida en la economía actual, de hecho las personas que despiden son reales desempleados que respondieron al anuncio de "un documental sobre la recesión", y cuando estaban frente a la cámara les pidieron que hablaran con la cámara como si la persona que los despidió estuviera ahí, así que las reacciones son más que verdaderas (a excepción de el actor Zach Galifianakis).

También se dice que American Airlines le dio a Jason Reitman la tarjeta que se muestra en la película: American Airlines invitation-only Concierge Key (y porqué no, después de tanta publicidad), la cual no se anuncia y es de lo más exclusivo, por eso es como un rumor entre los viajeros asiduos.

Abordando los temas de la recesión, el mundo competitivo de los profesionistas, el individualismo y la idea de no acercarnos sino alejarnos, mediante filosofías personales o nuevas tecnologías; esta cinta tiene unos buenos toques de humor de vez en vez y nos lleva a una historia muy humana y particular.

Es una buena opción para ir al cine, aunque no es la película del año.


La niña del campo (twitter Sdelille)