WET HOT AMERICAN SUMMER

WET HOT AMERICAN SUMMER

Wet Hot Amercan Summer

Platicando sobre comedias con amigos y extraños, me doy cuenta que hay clásicos indiscutibles, las usuales favoritas de antaño (Monty Python and The Holy Grail, Spaceballs) y contemporáneas (Borat, Shaun of the Dead).

Rara vez se menciona la obra de la tropa de comedia-sketch The State. Casi una docena de  comediantes universitarios que mezclaban excelente precisión con premisas absurdamente geniales (en este sketch critican mordazmente la cultura publicitaria).

Ninguna de sus recientes series de televisión o películas ha recibido aceptación general, y en parte es inevitable. Es difícil posicionarte cuando tu humor es al mismo tiempo pretensión, locura y perversión (hagan click para ver uno de sus cortos más bobos con Bradley Cooper pre- Que Pasó Ayer). En 2001, ex-miembros de The State, David Wain, Michael Showalter y Michael Ian Black hicieron la parodia ochentera: Wet Hot American Summer.

La película transcurre durante el último día de operaciones de un campamento de verano en los ochentas. Los miembros del staff de Camp Firewood aprovecharán estas últimas horas para declarar su amor, hacer una obra de teatro, tener una boda gay, evitar que basura espacial colisione con el campamento, y aprender lecciones de vida de parte de un veterano de Vietnam y su lata de verduras.

Wet Hot American Summer

El absurdo reina en Wet Hot American Summer. Todos los personajes adolescentes son interpretados por actores y comediantes (obviamente) treintañeros. Andy (Paul Rudd), uno de los consejeros, muestra su carácter juvenil de la manera más estupida, llevando al extremo todas las actitudes de un adolescente petulante.

De hecho, todos los personajes en la película están atrapados en un estado de ánimo que solo podría describirse como ingenuidad mezclada con retraso mental.  Son incapaces de lidiar con cualquier tipo de crisis como encontrar el teléfono. Ir al pueblo a comprar víveres inevitablemente se transforma en un viaje a un infierno de drogas y perdición...   todo en una hora.

Wet Hot American Summer sufrió pésimas reseñas cuando se estrenó, pero ahora es considerada un clásico de culto.  El director, David Wain, siguió a Wet Hot American Summer con la meta-comedia bíblica The Ten, una película que empieza con una parodia de 20 minutos de Y Tu Mamá También.

Juan Carlos Escalante


malatya escort anal porno elazığ escort sivas escort erzurum escort mersin escort porno izle mobil porno konya escort masaj salonu