Arcade Fire @ Palacio de los Deportes: Where The Wild Things Are!

Arcade Fire @ Palacio de los Deportes: Where The Wild Things Are!

Fotos de Toni François extraídas del sitio tono.tv
Reseña: -Zam

La noche de ayer fue especial para mi por que era la primera vez que un servidor vería a The Arcade Fire, créanme, La arcadia puso en llamas el Domo de Cobre. Si la banda de Win Butler fuera un colectivo de Djs, seguramente no entenderían tan bien a la audiencia como lo hacen actualmente sobre un escenario. Te llevan por distintos estados de animo, te suben al cielo y te azotan en el piso, pero eso sí, te levantan para que sigas bailando.

Particularmente fue una noche llena de adrenalina para un servidor, ya que mi boleto era de la sección D y el de los amigos con los que venía también, así que decidimos echarnos el volado de comprar al de la puerta para que nos metieran a la sección C y así fue, todo corría con normalidad hasta el momento en el que salieron, yo estaba muy emocionado en verdad, pude ver el primer tema "Ready To Start" con normalidad, hasta que un tipo de seguridad me sugirió pasar a mi lugar, ya que yo estaba en el pasillo y obviamente no contaba con el boleto de esa sección en la que nos habíamos colado.

Para ver más imágenes y continuar leyendo, por favor den click en

Posteriormente me moví, pero creo que el "seguriman" se dio cuenta de que no tenía lugar y me pidió el boleto, yo sin temor se lo dí y me dijo -"¿Sabías que por esto te pueden hasta sacar del inmueble?"- solo movió la cabeza y me llevó a mi lugar de la sección D, me sentí como mexicano despues de haber sido deportado por la migra en su primer intento de cruzar hacía el lado americano (mexicano, OBVIAMENTE SI) pero lo bueno es que me toco justo viendo de frente al escenario y a la audiencia, prácticamente tenía una vista de panóptico (mientras eso ocurría me perdí "Keep the Car Runing", pero no me importó por que no me gusta tanto, lo confieso).

El momento en el que interpretaron "Haiti" me volaron la cabeza, una canción tan tranquila y simple hizo que recordara cosas tan básicas en la historia de la década pasada y en la vida nocturna y de conciertos de esta ciudad, que no podría enumerarlas. Todo era un torbellino de emociones, "No Cars Go", "The Suburbs","Intervention", "Crown of Love" (si me lo permiten decirlo, esta última pieza que menciono, ejemplifica la parte de -" Te llevan por distintos estados de animo, te suben al cielo y te azotan en el piso, pero eso sí, te levantan para que sigas bailando"-.) "Power Out" ligada con "Rebellion (Lies)", es cuando tanto el respetable como la agrupación canadiense entran en shock, nunca baja la adrenalina. La sensación se asemeja a la felicidad que obtienes cuando sabes que algo marcha muy bien en tu vida, y de repente te dan mejores noticias sobre ello, haciendo que la reacción química en tu cerebro sea lo más parecido a llegar a un estado utópico de la conciencia.

Concluye el setlist y hay tiempo para un encore, compuesto por tres temas: "Month Of May", "Still Ill" original de Los Smiths y el cierre magistral con "Wake Up", que me recuerda el trailer de la película "Where The Wild Things Are", y todas las cosas por las cuales todos y cada uno de los que ahí estabamos presentes para poder acudir la noche de ayer a ver una de las manifestaciones musicales más autenticas, más atinadas y con mayor credibilidad hoy en día.

Por ahí escuché comentarios de gente que decía -"Son el Radiohead de los dos miles"-. Las comparaciones nunca han sido buenas, pero lo que si es muy destacado es la unidad que mantienen dentro del escenario, la honestidad de las letras y la conexión que han logrado con los fans desde hace algún tiempo, lo cual los pone y enmarca como uno de esos equipos que le devuelven la dignidad al rock como lo conocemos ahora.