travesti
Rick-Owens-tcly

Rick Owens, el padrino de lo brutalmente chic

Rick Owens, único en su especie, es el diseñador de modas y de muebles favorito de Kanye West y gran parte de la cúpula del hip hop gabacho, como A$AP Rocky y Drake. Owens, originario de Porterville, California, es el "padrino de lo brutalmente chic", concepto que que le ha dado a este mundo, entre muchas más divinidades, al igual que los futuristas adidas Y-3. Algo que de ser un novato, seguramente no topabas, pero ahora sabes a quien tienes que dar las gracias por tan maravilloso objeto de deseo.

Rick-Owens-tcly-2

Rick Owens.

Ya entrada la recta final del 2016, para ser exactos, el 17 de diciembre, el Museo de Arte Contemporánea de Los Ángeles será la sede de “Rick Owens: Furniture” una muestra que incluye el debut de numerosos diseños de muebles creados por el talentoso californiano. Por cierto, esta exposición que estará abierta al público, hasta el 2 de abril, en el espacio del Pacific Design Center en el MOCA.

rick-owens-creepy-table-tcly-1

Coffee Table x Rick Owens.

Sobre esta exposición y algunos otros tópicos, el prolífico diseñador y artista se puso al día con la biblia de la moda, WWD (Women Wear Daily), en un localidad rural a las afueras de Bolonia, dónde se produce su ropa. Owens comparte ese sentimiento con los godínez de que no hay horas suficientes en el día para conquistar el mundo, bueno, eso de conquistar el mundo no es muy godinezco pero ustedes saben.“Tengo dos mañanas” cuenta Owens. “Me levanto temprano y voy a mis juntas, y luego estoy un poco libre, así que me voy a echar una siesta. Entonces me despierto y comienzo mi día de trabajo nuevamente a las 6:00 pm”, lástima que la vida de cubículo no te permite echarte una pestaña, pero este señor con más de medio siglo vivido sabe como llevar un sano ritmo laboral.

Rick-Owens-tcly-3

“Estoy trabajando en una pasarela masculina y comenzando la primavera para mujeres”, agregó en la entrevista con WWD. “Me encanta la estimulación. Te mantiene sobre los dedos de los pies, como el boxeo. Debes mantener tus ojos abiertos a tu alrededor” dijo Owens a diferencia de los muchos diseñadores que se quejan del creciente número de pasarelas y colecciones. El hombre es divino, ¿no?

Rick-Owens-tcly-4

“Detrás de un hombre exitoso hay una gran mujer”, dejando de lado los clichés y todos los ejemplos históricos, Michèle Lamy, esposa y motor creativo de Owens, demuestra que sin este apoyo los genios no existirían. El mismísimo Owens explica que la verdadera fuerza creativa detrás de la exposición en el MOCA, por estrenarse es su esposa, quien es la encargada del montaje. “Es un ejercicio íntimo, una conversación entre Michéle y yo” Owens comentó sobre su proceso colaborativo y la importancia de su pareja en su obra. Algo que se demuestra desde 2007, año en el cual ambos comenzaron a fabricar muebles, los cuales, componen el 20% de las piezas mostradas en LA, redondeadas con un 80% de trabajos frescos, muchos de los cuales fueron creados para su más reciente tienda en SoHo, Nueva York.

Rick-Owens-Michele-Lamy-tcly

Rick y Michèle Lamy.

“Es la ejecución de Lamy lo que hace que las piezas sean especiales. No sobreestimo mi creatividad en lo absoluto. En este caso es mucho sobre su energía. Ella es un hada-bruja mágica que necesita salir y conectarse con la gente, luchar con ellos, aventarles sus joyas”, Owens continuó diciendo maravillas de su esposa. Tomen nota niñas, este es el tipo de hombre que deberíamos idealizar como príncipe azul. Como que es hora de ignorar a esas parejitas que posan para Instagram (que seguro se odian y pelean 24/7) y quitarles el trono hasghtagero #CoupleGoals y bautizar a Owens y Lamy como la pareja perfecta.

Rick-Owens-Michele-Lamy-tcly-1

Owens es todo un ejemplo a seguir, con todo el potencial y talento que tiene, los muy valiosos consejos sobre las siestas y el éxito en el amor, lo hacen un gran ser humano. Si estás o estarás en LA durante estas fiestas decembrinas, tienes que darte una vuelta por esta exhibición y darle un abrazo a esta pareja de locos por nosotros.

Por: Francesca