“La” Crocsbody
A ver, hay algo que ya excedió los niveles comprensibles del sarcasmo para el cerebro humano estándar: Crocs.
Aunque originalmente se desarrollaron como un zapato para botes, Crocs se convirtió rápidamente en la opción de calzado para los trabajadores del hospital y los ávidos jardineros, antes de una aparición triunfal en la pasarela en el 2016.

El primer aventado fue Christopher Kane, cubriendo el polémico zapato en cristales y luego le tiró esquina Demna Gvasalia cuando lo llevó a otros niveles en el show de Balenciaga en 2018, poniéndoles una plataforma de 10 cm, en donde fue un hit tan cabrón que se agotó instantáneamente la versión de tacón.

Christopher Kane Crocs
Balenciaga Crocs

Esta es para los Croc-aholics: 17 años después de la invención de la plasta de goma hecha calzado, el zapato divisivo se ha convertido en una bolsa. Ajá, una bolsa.

La marca PizzaSlime, con sede en Los Ángeles, ha unido fuerzas con la marca polarizadora para transformar el clog en una bolsa crossbody, más bien, Crocsbody.
Crocsbody x PizzaSlime

Disponible en dos colores: amarillo y negro, cada bolsa está hecha del zapato de goma, tomando el área donde normalmente viviría el pie de una persona y reemplazándola con una bolsa y un cierre.
Según la marca, “se volaron la barda con este diseño” porque conviertieron al Croc en una bolsa funcional, ¿cómo ven? Ósea si topamos que están de moda las bolsas pequeñas pero, ¡¿esto?!
br> Afortunada o desafortunadamente, solo se ha hecho una corrida limitada de 50 piezas de estas bolsas con un precio de $300 USD.


Texto por: Francesca Eliane
Publicado el: 5 febrero, 2019