Cuando Disney anunció hace un par de meses que iba a retirar todo su contenido de Netflix con el objetivo de crear su propio servicio de streaming, muchos voltearon los ojos como meme de Robert Downey Jr. Y es que parecía una broma que quisieran enfrentar al gigante Netflix en una arena donde hay otros grandes rivales como Amazon, Hulu, HBO y hasta Apple. Siendo honestos, la mayoría de nosotros puede sobrevivir sin tener Buscando a Nemo, en nuestros servicios, incluso los que tienen hijos pequeños.

Entonces alguien dijo  “¿Y Star Wars?”, ok somos fans pero no taaaaan fans como para pagar un servicio extra al mes. Y si eres un “die hard”, pues probablemente ya tienes las peliculas de otro modo.

Sin embargo la cosa se puso buena el día de ayer cuando oficialmente Disney adquirió 21st Century Fox por 52.4 mil millones de dólares, además de pichar la deuda que tiene la cadena por $13.7 mil millones de dólares..

Nos dimos cuenta que Disney hizo el mejor movimiento en la historia del mundo del streaming, y en lugar de pelear un lugar con Netflix creando contenido original, decidió ganarse a toda un generación de la forma que todos los demas lo estan haciendo, vendiendo nostalgia.

disney-los-simpson

Si nos dijeran que en este servicio podríamos ver todas las temporadas de Los Simpsons, las películas (y series) de X-Men, Home Alone, X-Files, Alien, Planet of the Apes, y muchas más por tan sólo 100 pesitos al mes, ya suena tentador ¿no?  Disney no es nada tonto, y se dio cuenta que nuestra generación está dispuesta a pagar lo que sea por volver a ver las series o adaptaciones de lo que existía cuando eramos niños, la nostalgia es el punto comercial más débil de toda esta generación. ¿Cuantos no se volvieron locos por el reissue del NES?

Con esto, Disney puede arrancar su plataforma de streaming de una manera suave, sencilla, y un poco menos preocupado por la presión de generar contenido nuevo de manera constante; el cual seguramente van a hacer, pero no a la par de Netflix. Además como parte del trato se incluye una parte de Hulu, Fox Sports, y contenidos nuevos muy exitosos que ya están en producción, como Bob’s Burgers, Deadpool y las secuelas de Avatar.

Para muchos esto puede significar el fin del mundo, pero al final del día, es simplemente una opción más en el mercado. Los consumidores son los encargados de decidir que es lo que “realmente” necesitan, y que servicio tiene mas valor.

Lo que es cierto es que al parecer Disney ha vuelto a tomar el control, tanto en la tierra, los universos paralelos y galaxias muy muy lejanas.

disney-compra-fox

 Por: Alfredo Mejía