Anthony Gerace, multi-talentoso de la imagen

Anthony Gerace, multi-talentoso de la imagen

Anthony Gerace es un fotógrafo originario de Toronto, Canadá que recientemente se mudó a Londres, Inglaterra. Aunque en un principio estudió literatura inglesa, después se graduó como diseñador gráfico especializándose en fotografía. El espectro de su trabajo es bastante amplio, pues además de hacer retratos y fotografía editorial, también disfruta creando collages. Husmeando en internet encontramos su trabajo, nos gustó y afortunadamente pudimos contactarlo para hacerle una pequeña entrevista. Además de ser muy bueno con la cámara, Anthony también dibuja, hace diseño gráfico y es un excelente conversador. A continuación pueden leer qué fue lo que nos contó.

¿Qué tan importante crees que es la escuela para la gente creativa?

Creo que es importante, sin embargo, la mayoría de la gente que asiste a una escuela de arte no es gente creativa. En mi experiencia puedo decir que la gente creativa se busca entre sí. Creo que la educación en las artes es buena en teoría pero cuando se trata del mundo real, siento que las escuelas deberían dejar de enseñar conceptos y creatividad y enfocarse en la práctica. La gente creativa es creativa sin importar lo que haga.

¿Llevas tu cámara a todos lados?

Solía hacerlo y necesito empezar de nuevo. Hace poco leí que toma diez semanas hacerte de un hábito y sólo una para romperlo; eso fue lo que me pasó con la fotografía desde que llegué a Inglaterra. Es algo que necesito corregir inmediatamente.

¿Qué tan seguido ves situaciones que quieras capturar?

Todo el tiempo. Es difícil no ver esas cosas, creo que lo único que lo hace difícil es estar en un lugar muy grande y conocerlo lo suficientemente bien. Cada objeto o escena tiene el potencial de ser una imagen conmovedora, sólo tiene que ser visto de la manera indicada. El otro día iba caminando hacia la casa de mi novia y aunque es un trayecto que he recorrido, literalmente, cientos de veces, hasta ese momento pude verlo como se debe y quise capturar todo lo que veía al caminar.

Continúa leyendo la entrevista:

¿En qué ámbito de tu trabajo te sientes más a gusto?

Definitivamente en el collage. Es lo que he hecho por más tiempo y también con lo que he tenido más éxito; ahí, las ideas me llegan de una manera más natural. Podría trabajar haciendo collage por 18 horas al día el resto de mi vida y seguir descubriendo cosas nuevas. No tiene límites. Me pasa lo mismo con los retratos, pero a diferencia del collage, necesito estar conectado con el sujeto todo el tiempo y mudarme a una ciudad nueva me ha dificultado encontrar modelos.

¿Crees que la fotografía es un arte?

Sí, absolutamente. Cumple con el rol de cualquier otra forma artística: es inspiradora, trascendente, nos hace ver el mundo de manera diferente y permite que podamos ver otros mundos. Pienso que la fotografía es, de muchas maneras, la forma artística más pura; aunque viene de un lugar mecánico, es capaz de decirnos instantáneamente cosas sobre nosotros mismos que quizás desconocemos. Nuestro trabajo es verlas.

¿A qué fotógrafo admiras más y por qué?

Esa es una pregunta difícil. Mi primera inclinación sería decir que Stephen Shore, porque lograba transmitir su visión a través de cualquier formato (snapshot, documental, editorial, foto callejera, gran escala) manteniendo la misma voz e involucrándose con su público. Pero creo que en realidad admiro más a Jurgen Teller, sólo por ser raro y desagradable y construir una carrera en torno a ello.

¿Cuál sería tu meta más grande como fotógrafo?

Que el espectador entendiera la relación implícita que existe entre el sujeto y yo, ya sea una persona, lugar o cosa, y supiera lo que quiero decir con ese trabajo, además de tomar algo de eso para sí mismo.

Para conocer todo el portafolio de Anthony, entren a su Flickr; les aseguramos que se pasarán un rato agradable hojeando todo lo que tiene.