DORIAN LYNDE: NO SOY PRINCESA

Actualmente, en pleno siglo XXI se sigue pensando por una gran cantidad de personas que las mujeres deber hacer el trabajo del hogar y que los hombres son los que deben salir a trabajar, incluso el matrimonio es algo que se considera máximo logro para la mujer. Pensamientos como este hace que las mujeres hayan buscado un trato igualitario a través del tiempo, y que luchen por lograr que los derechos sean iguales tanto para mujeres como para hombres. Las chicas de ahora ya no tienen los mismos ideales que los de generaciones anteriores, han cambiado su forma de pensar y se refleja en la sociedad actual con mujeres triunfando en diferentes ámbitos como el político, social, laboral, cultural, derribando obstáculos y barreras impuestas por un pensamiento claramente inclinado al machismo, aunque se diga lo contrario.

Impulsada por esta toma de concienciala artista canadiense, Dorian Lynde, comenzó a pintar en 2015 princesas de Disney con nuevas actitudes e identidades, y esto, a su vez, la llevó a descubrir una investigación sobre el estudio Disney y los roles de género que llevaba a cabo desde hace años. En la década de 1930 más de 500.000 hojas de vinilo transparente se rellenaban para la animación. ¿Quién crees que hacía todo ese trabajo? Las mujeres rellenaban todas esas celdas, pues la empresa tenía trabajos específicos para hombres y mujeres, y era regla que las mujeres no hicieran el trabajo creativo, como ser escritoras o animadoras, ya que esas oportunidades solo podían aprovecharlas los hombres.

dorian-lynde-no-damsel-05

La ilustradora claramente notó porqué las princesas de Disney eran representaciones estereotipadas de la mujer, pues sus únicas virtudes eran las de cocinar, lavar y por supuesto encontrar al príncipe azul para casarse. En 2017 con la exposición No Damsel en el Contemporary Art Museum of Raleigh, intenta cambiar esa mirada hacia la feminidad, recreando con una imagen alternativa a las conocidas princesas de Disney, dándoles una mejor actitud, fuerza y empoderamiento, que se oponen a los canones de belleza establecidos y a la forma en que la sociedad quiere que la mujer se comporte. La instalación muestra 18 pinturas-murales, siendo algunas de las obras, pintadas directo en el muro de la galería, y otras son animaciones de pinturas de vinilo que hacen referencia a cómo se animaba en aquella época.

dorian-lynde-no-damsel-09

Lynde también realiza piezas, fuera de museos, en las calles de Los Ángeles para que su mensaje llegue a una mayor cantidad de personas, por supuesto a niños que no asisten a un museo.

dorian-lynde-no-damsel-11

Puedes seguir el trabajo de esta artista en su sitio web o en redes con @dorianlynde

Por: Stephan