travesti
Sign in / Join
kanye-west

Facts: Kanye destroza a Nike

Algunas de las tantas cosas que Kanye West nos enseñó durante el 2015 (¿Buenas? ¿Malas?) son: cualquier ciudadano norteamericano drogado, con algo de dinero y fama puede aspirar a ser presidente. No es necesario ser un letrado o de la high (¿Toparon?). No le teme a dar una clase en la Universidad de Oxford o meterse a una fuente armenia durante un concierto y hacer el ridículo. Pero quizá, la más importante de todas, es que puede hacer un increíble track y publicidad a partir del resentimiento. No necesita gastar miles de dólares en un buen publicista, o contar con grandes colaboraciones en sus canciones, con portarse lo más ardilla posible es más que suficiente para Kanye.

A finales de 2015 el rapero lanzó “FACTS”, el primer corte de su próximo disco. En él no sólo usa sampleos de videojuegos de pelea noventeros y comienza diciendo que es la historia de su vida, sino que incluye su odio hacia Nike, la primera marca de calzado deportivo con la que colaboró. Aparentemente, no era suficiente sólo romper las relaciones profesionales; tenía que hacer un himno al rencor, inspirado en aquella colaboración que nació en el 2009. Para luego irse con el némesis, adidas, y crear los aclamados  adidas YEEZY.

Francamente, la canción está buena, pero al igual que Complex Mag no estamos muy de acuerdo en algunas de las cosas que dice. Acá un pequeño recuento de por qué Kanye se mordió la lengua más de dos veces, diciendo estas frases.

“adidas Yeezy ha saltado el Jumpman"

Los Yeezy, sin duda fueron el fenómeno sneakerhead de 2015, y aunque en que apariencia son un contundente golpe a los Jordan de Nike, francamente no lo son. El par cuenta con muchísimas variantes, a diferencia de los Yezzy, que apenas han logrado satisfacer la demanda del modelo. Aunque algunos Jordans Retro están teniendo problemas para ser vendidos, la línea continúa una ganancia de mil millones de dólares al año a Nike.

Jordan

"Si Nike no tuviera a Drizzy (Drake), hombre, no tendrían nada. Si Nike no tuviera a Don C. no tendrían nada"

Actualmente las colaboraciones más fuertes de Nike con raperos son las realizadas con Drake y Don C. Pero sus ventas no significan un número clave para la marca, que pronostica ingresos de 50 mil millones de dólares para 2020, después de haber abonado a esa cifra 7,7 mil millones durante el último trimestre de 2015. Eso sin contar los $ 86 mil millones de ventas de otros productos deportivos, cinco veces el mercado de adidas. Situándose como la marca deportiva número uno en la Unión Americana.

Drake-Air-Jordan-6

"No lancé un disco pero estos senakers fueron platino"

El rapero vendió más de un millón de zapatos en 2015, una cifra bastante grande, pero lejos de las proporciones y números que maneja Nike.

adidas-yeezy-350

"adidas decía que necesitaba un millón de producción. Yo les dije que todo lo que necesitaba era infraestructura"

Aquí West tiene la razón, seguramente podría vender muchos más ejemplares. El problema es que la reventa, con sus elevados precios y el mercado negro, comienzan a golpear al modelo. Parando un poco el furor hacia los mismos.

colas-para-yeezy

Fila para comprar los adidas YEEZY

"James Harden y Swaggy P (Nick Young) aumentan el presupuesto"

El reciente contrato de 200 millones de dólares entre adidas y las súper estrellas del basquetbol James Harden y Nick Young, hicieron que ésta entrara y se posicionara mejor sobre la duela. Pero su gran problema es que Nike ha sido por excelencia la etiqueta de los mejores jugadores, conservando en sus filas a LeBron James, Russell Westbrook, Kyrie Irving y Kobe Bryant. Incluso se les ha escapado el MVP de la temporada 2014-2015, Stephen Curry, que tiene contrato con la marca norteamericana Under Armour (cuyo modelo aumentó en ventas un 754%). Dejando a adidas con un trozo de pastel muy pequeño.

adidas-James-Harden

Aunque en 2016 el adidas YEZZY podría superarse a sí mismo en ventas, diseño y popularidad; esta canción, fuera del mérito publicitario, debe tomarse como su postulación a la presidencia de EUA su debut como catedrático en Oxford. Un berrinche contra el sistema, pero que difícilmente tendrá un impacto social más allá de las ventas.