travesti
banksy-2

La Verdadera Identidad de Banksy ¡Por Fin es Revelada!

La verdadera identidad del enigmático Banksy ha sido uno de los mayores misterios dentro del mundo del arte contemporáneo. Al grado de que cientos de fans han creado un sinfín de teorías para desenmascarar de una vez por todas al máximo héroe anónimo del street art. Sin embargo nadie ha podido, al menos hasta hace poco, aparentemente un grupo de investigadores de Universidad Queen Mary de Londres afirman haber descubierto su identidad a través de una extensa investigación, que finalmente culminó con un nombre. Según estos expertos el nombre detrás de Banksy es el de Robin Gunningham, un ex miembro de la Escuela Pública de Bristol, del cual ya se había sospechado en 2008.

banksy

Robin Gunningham.

El procedimiento con el cual los investigadores llegaron a esta conclusión fue a través de extensas búsquedas de perfiles geográficos, una técnica criminalística utilizada normalmente para atrapar asesinos en serie. Los catedráticos de la Universidad seleccionaron 140 “sospechosos” alrededor de Londres y Bristol, utilizando sus lugares frecuentados como "puntos calientes" y luego los cruzaron con la información a disposición del público, incluyendo diferentes direcciones, varios parques y un bar. Llegando a la conclusión de que todos los lugares habían sido frecuentado por Gunningham y que este siempre ha sido el elusivo Banksy.

banksy-robin

Referente a esta investigación, los abogados de Banksy se habían puesto previamente en contacto con la Universidad, preocupados por el estudio denominado "Tagging Banksy". Con la intención de retrasar y delimitar los resultados de la investigación. A pesar de ello, un artículo con los resultados del estudio fue publicado recientemente en el Journal of Spatial Science. Dónde los investigadores aseguran:

El artista británico con seudónimo Banksy es uno de los artistas contemporáneos más exitosos del país, pero su identidad era un misterio. El modelo usado para desenmascararlo toma como en cuenta las ubicaciones de sus obras de arte, y calcula la probabilidad de que el “sospechoso” residencia y se acerque de nuevo al área donde sus obras se encuentran.

Nuestro análisis se genera a partir de las áreas asociadas con el sospechoso (por ejemplo, de su domicilio), reforzando la identificación de Gunningham como Banksy. En términos generales, estos resultados apoyan las sospechas de que el análisis de los actos vandálicos de menor importancia relacionados con su obra (por ejemplo, el graffiti) podría utilizarse para ayudar a localizar las bases terroristas antes de que ocurran incidentes más graves. Con este caso se proporciona un fascinante ejemplo de la aplicación del modelo a un complejo problema del mundo real.