travesti

Moving Cities: la ciudad es para bailarse

La actividad humana cambia los paisajes, los modela según sus necesidades y acorde a reglas de convivencia establecidas. Siempre de manera descontrolada, en menor o mayor grado, hasta el punto en que cada individuo se siente una parte esencial de la dinámica que representa la vida en una metrópoli. Las personas construyen la ciudad, pero esta moldea su vida y experiencias, para que al final, terminen siendo la viva imagen de ella. De algo así habla Moving Cities, un proyecto multidisciplinario que engloba una serie de cortometrajes dirigidos por el director británico, Jevan Chowdhury, quien aborda la danza clásica y contemporánea desde espacios públicos. Teniendo como principal objetivo, demoler y reconstruir las ciudades a través de los movimientos de sus habitantes.

Las piezas que componen Moving Cities, han tomado inspiración de obras literarias clásicas como Las Ciudades Invisibles de Italo Calvino. Escritor por el cual nació el proyecto en enero del 2014, y que desde entonces ha contado con la participación de 18 coreógrafos y 412 bailarines oriundos de ciudades como Londres, Praga, Atenas, Bruselas, Yerevan, Southwark y París, que también aparecen en lo videos.

La importancia de estos filmes no solo radica en los numerosos premios que ha cosechado en siete distintos festivales internacionales de cinematografía, sino que este también ha tenido un gran impacto online, debido a que alrededor de 2 millones de personas los han visto y compartido en redes sociales.

Uno de los elementos principales de Moving Cities, es que no hay guión, no hay una secuencia definida y los elementos dancísticos se parten de una coreografía muy flexible. Los bailarines funden el género de su preferencia en una respuesta improvisada a lo que sucede a su alrededor. La interpretación libre de la danza se convierte en el medio ideal para reflejar la personalidad de las ciudades y sus habitantes.