Pastelitos que muerden por Scott Hove

Pastelitos que muerden por Scott Hove

La "mordida" es un acto significativo para los mexicanos, que se lleva a cabo posteriormente a la clásica "soplada de velitas". Es una muy buena oportunidad para pedir un deseo o para ahogar al cumpleañero con montones de betún. Una costumbre familiar que ha sobrepasado los rincones del tiempo, pero  ¿Qué pasaría si al momento nos encontráramos con un pastelito como el que les presentamos a continuación?

Estas dulces atrocidades fueron creadas por Scott Hove, artista autodidacta nacido en San Francisco, el cual cuenta con diversas series de pinturas y esculturas. Cakeland es el nombre que lleva este conjunto de esculturas que para el artista representan una forma de defensa que estos objetos conocidos por su belleza desarrollan contra sus consumidores. Al final, el sentimiento que Scott quiere provocar en nosotros es la búsqueda de la satisfacción y la ansiedad de que no lo vamos a conseguir.

Más fotografías

Para nuestra fortuna, estos pasteles son falsos, ya que están hechos con espuma rígida de poliuretano y madera contrachapada. Aún así son una muy buena idea para usarlos como el pastel de cumpleaños de cualquier fiesta infantil.