Mi casa es un skatepark

Mi casa es un skatepark

Todos tenemos la posibilidad de decorar nuestra casa como mejor nos parezca, pero la verdad es que pocos lo hacemos de una manera original. Con la ayuda de Red Bull, el skater austriaco Philipp Schuster ha comprado y remodelado una vieja cabaña en Salzburgo para convertirla en el mejor skate-spot de la ciudad. Con rampas y obstáculos hechos de cemento, ahora no importa que llueve o truene, Philipp siempre tendrá un lugar donde patinar. La cabaña era originalmente una bodega de cacería y desde ahora se llama Schustervilla. Si pensaban remodelar su casa, ya tienen una idea.

Más imágenes