Thorsten Brinkmann: “Enchúlame” el museo

Thorsten Brinkmann: “Enchúlame” el museo

Por: Baby Solís

Se dice que “la basura de unos es el tesoro de otros” , esto lo sabe muy bien el  alemán Thorsten Brinkmann.  Cual pepenador, ha recorrido basureros, tiendas de segunda y bodegas de la Portales a la Lagunilla buscando los objetos idóneos para “enchular”el Museo de San Carlos.

Brinkmann ha creado piezas que conviven no sólo con el inmueble sino también con las creaciones de los grandes maestros de San Carlos.  Esa es una de las misiones de esta exposición, atraer la mirada hacia las obras clásicas del acervo del museo.

"El retablo antiguo inspiró al creador a realizar esta maravillosa pieza de madera"

Más objetos del deseo y el diseño

Encomendándonse a nuestra señora Coca Cola

Las intervenciones del artista ponen bajo una nueva luz pinturas tradicionales del siglo XIV hasta principios de 1900.  Las rescata del olvido, así como del olvido y el desecho ha librado a los cacharros que conforman la exposición.

Con “Amanecer” es la primera vez que Brinkmann trabaja en México y nos hace replantearnos dos cosas: ¿qué hace que algo sea un desecho o una obra de arte? Y ¿quién dice que San Carlos es un recinto convencional, estancado en el tiempo?

No se pueden perder la oportunidad de ver qué sucede cuando un cachivachero, un “señor del costal”,  enchula una de las instituciones de arte más solemnes de la ciudad.

La exhibición permanecerá abierta hasta el próximo 29 de octubre, la dirección del Museo Nacional de San Carlos es Puente de Alvarado No. 50, Col. Tabacalera.