travesti
Sign in / Join
bob-dylan-nobel-literatura-tcly-2

5 lecciones de estilo según Bob Dylan

La Academia Sueca ha otorgado el galardón de Premio Nobel de Literatura 2016 a Bob Dylan. Un título para algunos creativos y personajes claves de la cúpula artística mundial, como Leonard Cohen, más que merecido; este comentó al respecto "El premio Nobel a Dylan es como ponerle una medalla al Everest, a la montaña más alta". Sin embargo, algunos puristas, no están de acuerdo con dicha premiación, pues consideran que la mayoría del acervo literario del cantautor se encuentra en piezas musicales. A lo que la institución sueca respondió, “este le ha sido otorgado, por haber creado nuevas expresiones poéticas en el marco de la gran tradición musical estadounidense”. Una elegante cachetada con guante blanco.

bob-dylan-nobel-literatura-tcly-3

Sin embargo, a pesar de lo entretenido que sería montarnos en esta polémica, preferimos dejarla de lado, y hablar de un tema menos espinoso, creemos, la innegable importancia de Robert Allen Zimmerman, aka Bob Dylan dentro de la moda norteamericana y su aportación a la creación del estereotipo del bohemio norteamericano.

Acá 5 lecciones de estilo por el Everest del rock, el incomparable Bob Dylan.

Robert Allen Zimmerman

bob-dylan-novel-literatura-tcly-6

Antes de ser Bob, Robert Allen Zimmerman, un delgado chico de Minnesota, moldeó su carácter y estilo, para convertirse en lo que hoy conocemos como uno de los músicos y poetas más grandes de la historia. Con una indumentaria sobria, compuesta de camisas de franela, jeans desgastados, lentes de pasta. Botines viejos, y para lo que la época era una melena desaliñada, la figura y estilo de Dylan comenzó a nacer. Aún con la cara de un niño, el cantautor folk complementaba sus outfits con lo que en aquellos días eran accesorios esenciales para cualquier músico del género, un cigarrillo sin filtro y su guitarra acústica.

Judas

bob-dylan-novel-literatura-tcly-5

Después de algunos años como errante por toda la Unión Americana, que le brindaron cierto reconocimiento y un aura de profeta del folk, Dylan decidió llevar su mensaje e imagen un paso más lejos, comenzó a usar blazers y guitarras eléctricas. Pantalones de cuero, un cabello más largo y enmarañado, al igual que puntiagudas botas de gamuza. Imprimiendo sofisticación y modernidad a su estilo. Pero que sus fanáticos miraron como traición a una causa que profesaba, al grado de que estos le gritaron “Judas” en una presentación, a lo que el músico respondió “"I don't believe you. You're a liar!".

Daddy Dylan

La electrificación de su sonido y el refinamiento de su imagen, al igual que la potencia de sus letras, lo convirtieron en la estrella global que hoy conocemos. Un líder de opinión y personaje central de la reciente historia norteamericana. Permitiéndole el tiempo de comenzar una familia al lado de Sara Dylan, su primer mujer, con la cual tuvo cuatro hijos, que lo acercaron espiritualidad y regresaron a la sobriedad al vestir. A partir de esta época, Dylan comenzó a usar sombreros, insignia actual del cantante, y una paleta de colores más clara, alejada del negro que solía usar cotidianamente.

Gypsy Bob

bob-dylan-novel-literatura-tcly-9

Luego de un tiempo lejos de los reflectores y con su familia, Dylan regresó a los escenarios, con un estilo estrafalario, que combinaba tendencias globales, como grandes abrigos y sus ya mencionados sombreros; a los cuales les sumaba una serie de detalles propios, como flores y paliacates. Un estilo similar al de los gitanos que cruzaban los Estados Unidos sobre trenes y mezclaban cualquier tipo de indumentaria. Outfits que hacían recordar sus raíces folk y antisistémicas.

An old cowboy

bob-dylan-novel-literatura-tcly-10

Luego de este viaje estético, Dylan ha decidido mezclar todas las tendencias y personalidades que ha mostrado en su larga y fructífera carrera. Usando toda clase de sombreros, aquella primera paleta de colores oscura con la que lo conoció el mundo. Pero añadiendo algunos accesorios que recalcan su estilo, fundado en la tradición norteamericana, como corbatines y botas vaqueras. Convirtiéndolo, quizá en el más extravagante y elegante ganador del Premio Nobel de Literatura.