travesti
otto-dix-tcly-1

Otto Dix en México: Violencia y Pasión en la mirada

Conocí a Otto Dix por accidente. Terminaba seis meses de libertinaje europeo en París. En el hostal dónde me quedaba conocía dos mexicanas muy fresas, querían ir al Centre Pompidou; lo que mis amigos franceses decían que era “un edificio increíble con la mejor colección de arte contemporáneo en el mundo”. Las acompañé. En efecto, el museo es titánico y alberga obras de Andy Warhol, Picasso, James Koon. Modigliani y un largo etcétera. Pero perdida entre todas estas joyas plásticas, se encuentra una pieza cumbre del arte de Dix, un retrato a la periodista alemana, Sylvia von Harden. Pintura que tras su muerte fue catalogada como la más representativa de su basto y diverso trabajo; al grado de convertirse en una referencia estética del filme clásico, Cabaret y algunos atuendos de la colección FW15 de Chanel.

otto-dix-chanel-fw-15-tcly

Sylvia von Harden & Otto Dix x Chanel FW16.

Evadí los puntos de seguridad y me metí sin pagar, el tipo de acciones que cualquier buen ciudadano europeo hace por amor al arte. Dejé a las fresas detrás y tras una larga caminata me encontré el retrato hecho por Dix. Me postré algunos minutos frente a este y me fui. La mirada de von Harden me acompañó durante el resto de mi estadía en París, no pude sacarla de mi cabeza, parecía tan triste y perdida. Lo opuesto a un verano caluroso en la Ciudad Luz, pero tan cercana a la realidad violenta y desesperanzada que desde 2012 se vive en México.

Cuatro años después, me encuentro de nuevo frente a una obra de Otto Dix. Violencia y Pasión, una retrospectiva de su obra se expone en el Museo Nacional de las Artes, un proyecto creado a partir del Año Dual Alemania-México, el Goethe Institut Mexiko y la Secretaría de Cultura.

otto-dix-tcly-flyer

Fui a la apertura de la exposición. Me presenté frente al antiguo palacio, había una multitud formada para entrar, me escabullí entre la muchedumbre, igual que en el Pompidouy presencié una pequeña introducción a la retrospectiva. Hablaba el Secretario de Cultura federal, el Lic. Rafael Tovar. Esté habló sobre las dos temporadas que Dix vivió en el ejército alemán, llamados durante las dos guerras mundiales. Sabía que el evento era importante, pero no tanto. Incluso el nieto de Dix compartía templete con Tovar.

Comencé el recorrido, y de inmediato vi lo extenso de su obra, Dix tiene piezas que rayan en el cubismo, realismo, dadaísmo y expresionismo. Versatilidad que le brindó la posibilidad de experimentar diversas técnicas pictóricas, como el óleo, acuarela, dibujo y grabado; creando uno de los acervos multidisciplinarios más grandes del siglo XX. Sus piezas, como el título de la retrospectiva indica, Violencia y Pasión, abordan tópicos como el sufrimiento, dolor y excesos que se viven en toda guerra, que contrastan con imágenes que documentan la voluptuosidad y opulencia de la aristocracia germana de la época. Las cuales, son acompañadas por distintos autorretratos del creativo, cuadros que congelaron el paso de los años en su cuerpo.

otto-dix-tcly-3

Múltiples retratos de prostitutas, soldados mutilados y personajes acomodados de la época, componen una enorme y variada exposición, pensada específicamente en el público mexicano. La cual me dejó con la sensación de haber visto piezas de al menos ocho artistas diferentes, pero que tenían un común denominador, el aura de desesperanza y rabia en la mirada Sylvia von Harden, capturada por uno de los artistas más eclécticos y transgresores del siglo XX, Otto Dix.

otto-dix-tcly-2

Violencia y Pasión, retrospectiva de Otto Dix, se expone en el Museo Nacional de las Artes, de martes a domingo de 10:00 a 18:00 horas. Para finalizar el 15 de enero de 2017.

-

Por Dave Zepeda

otto-dix-tcly-5

otto-dix-tcly-6

otto-dix-tcly-10

otto-dix-tcly-4

otto-dix-tcly-8

otto-dix-tcly-9

otto-dix-tcly-7