travesti
zona-maco-2014-17

5 cosas que NO deberías esperar de Zona MACO

Por Baby Solís.

Zona MACO es una feria de arte contemporáneo. La finalidad de este tipo de plataformas es comercializar obras. A diferencia de un museo, su objetivo no es educar al público, ni transmitir conocimientos. Pensar lo contrario crea confusiones, decepciones y disgustos.

Existen expectativas poco razonables hacia las ferias de arte contemporáneo. Por ello, en vísperas de la edición 2016 de Zona MACO, decidimos enumerar 5 cosas que NO deberías esperar de ésta o cualquier otra feria:

1. Obras fácilmente comprensibles.

james-turrell-zona-maco-2014-1

James Turrell

Una feria de arte contemporáneo es más parecida a un mercado que a una cátedra universitaria. Las galerías están ahí para vender, y para hacerlo no es necesario elaborar cédulas con explicaciones ni tener textos de apoyo. Sin materiales que te den información acerca de las obras, es probable que muchas te parezcan un disparate; porque desde 1913 el arte se casó con la filosofía y el componente visual ya no es suficiente para aprehender una obra. Se necesita un contexto y en las ferias éste no se provee. Aunque siempre hay manera de compensar esta falta: teniendo nociones de historia y teoría del arte o conociendo la trayectoria y filosofía del artista. Contrario a la creencia popular, el arte sí requiere de estudio, no basta sólo con pararse frente a la obra y esperar que ésta te irradie su contenido.

2. Una retrato fiel de todo el arte contemporáneo.

victor-castillo-zona-maco-1

Víctor Castillo

Ciertamente, Zona MACO retrata lo que se está moviendo en el mercado, pero no refleja todos los problemas que el arte contemporáneo está tratando. El arte no es sólo decoración; sin embargo, algunas personas sí asisten a las ferias para ver qué colgarán en su sala próximamente. Por ello es poco probable que demanden obras cuestionando la desigualdad social, la mentalidad imperialista occidental o la impunidad del Estado mexicano. Es más sencillo colocar un letrero neón con una frase chistosa en tu recámara. Si quieres ver cuáles son los temas que le preocupan al arte contemporáneo, visita un museo, sobre todo uno universitario; conciben más al arte como una herramienta de disidencia que como un objeto decorativo o de status.

3. Obras más baratas.

zona-maco-2014-19

David Zink-Yi

¿Por qué razón debería el arte ser accesibles al bolsillo promedio? Esta pregunta no es retórica. En serio, ¿algún lector podría responderla? ¿Qué importa si un pedazo de chicle con pelos vale $100 mil USD? Si estas obras se estuvieran comprando con dinero del erario público, sería comprensible el malestar popular, pero si son pagadas con ingresos particulares, ¿cuál es el problema? El arte nunca ha sido barato. Recordemos que desde el Renacimiento quienes lo financiaban eran los nobles y el clero. Gran parte de las que hoy admiramos como obras maestras, (la Capilla Sixtina, el David de Miguel Ángel, los Embajadores de Holbein y un larguísimo etcéra) nacieron gracias a que un mecenas pagó por ellas. 500 años después, ¿no podríamos dejar la moralina de lado?

4. Obras más “originales”.

desire-obtain-cherish

Desire Obtain Cherish

¿Qué es la originalidad? Burdamente podríamos decir que es la cualidad de ser único. En pleno 2016, ¿aún creemos que podemos encontrar algo que no se haya hecho jamás? Creo que es más razonable pedir que una obra posea coherencia: que técnicamente esté bien ejecutada y que sus planteamientos tengan sentido; a creer que una obra deba de ser única en su tipo. Éste no es argumento a favor del plagio ni de la repetición, creo más en lo que Aldo Rossi dijo: “¿A qué podría haber aspirado entonces en mi oficio? Sin duda, a las pequeñas cosas; cuando comprendí que la posibilidad de las grandes estaba históricamente excluida.”

Pero la verdadera preguntas es, ¿quién dijo que una obra de arte sólo puede ser valiosa cuando nunca has visto otra parecida a ella? Ésta es una idea muy antigua (por no decir anticuada) que desafortunadamente sigue arraigada en el colectivo. Proviene de una concepción clásica del arte, en la que éste es un bien elevado, producido por genios; por lo tanto, sorprendente y único.

Al estudiar la historia del arte podemos ver que las categorías estéticas no son inamovibles. En algún momento la simetría fue lo más importante; en otro, la expresividad. Pero desde hace un siglo los artistas han expandido el concepto de arte, y categorías como la originalidad no son las más adecuadas para evaluar una obra porque las búsquedas del arte ya no se orientan en esa dirección. Lo mismo sucede con la laboriosidad. ¿Con base en qué afirmas que una obra es buena sólo si conlleva un gran trabajo manual? Son exigencias del pasado que conservamos sin cuestionarnos por qué.

5. La feria de arte contemporáneo “más importante de Latinoamérica”

Zona-Maco-2015-01

Julius Von Bismarck y Julian Charrière

¿Más importante según qué parámetros? ¿Qué es la importancia? ¿Reunir artistas famosos? ¿Tener un cientos de expositores y miles de visitantes? Quizás a eso se refiera la frase, ¿y qué? Como herramienta publicitaria es perfecta, pero no podemos ser tan ingenuos como para creer que el Arte se trata de estadísticas, números y nombres. ¿Qué significa que bajo un mismo techo convivan obras de Ai Wei Wei, Yves Klein y Carlos Amorales? Nada. Lo mismo sucede en las exposiciones colectivas en los museos; no hay nada especial en esto. A menudo leo a gente desconcertada por haberse encontrado con cosas totalmente irrisorias en Zona MACO, y considero que si no tuvieran expectativas infundamentadas entenderían que es un show comercial, un evento social o una actividad recreativa de fin de semana.

Pese a las consideraciones anteriores, creo que es posible encontrar obras valiosas en una feria de arte contemporáneo como Zona MACO. Esa es la labor que año con año intentamos realizar en The City Loves You.